Intervención de Mons. Lorenzo Baldisseri en la presentación de la III Asamblea General Extraordinaria

S.E. Mons. LORENZO BALDISSERI
Arzobispo titular de Diocletiana
Secretario General del Sínodo de los Obispos

Martes 5 de noviembre de 2013

Tengo el gusto de dirigirme a ustedes en calidad de nuevo Secretario General del Sínodo de los Obispos, nombrado por Su Santidad el Papa Francisco, el pasado 21 de septiembre. Les saludo de buen grado durante esta conferencia de prensa que tiene como objetivo presentar la Tercera Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre el tema: Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización. El evento sinodal se llevará a cabo del 5 al 19 octubre de 2014.

La temática de este Sínodo, que refleja muy bien la solicitud pastoral con la que el Santo Padre quiere afrontar el anuncio del Evangelio a la familia en el mundo de hoy, se inserta en una ruta de trabajo en dos etapas: la primera es, precisamente, la Asamblea General Extraordinaria de 2014 cuyo propósito es precisar el status quaestionis y recoger testimonios y propuestas de los obispos para anunciar y vivir el Evangelio con credibilidad para la familia; la segunda es la Asamblea General Ordinaria, prevista para 2015, cuyo fin es fin individuar las líneas operativas para la pastoral de la persona humana y de la familia.

Como ustedes saben, el proceso de elaboración de cada asamblea sinodal comienza con una consulta entre los diversos organismos que son interpelados sobre el tema en cuestión. En este caso, sin embargo, este proceso se desarrolla en formas particulares, sea porque la metodología sinodal se encuentra en la actualidad en un momento de revisión general, sea porque se trata de una Asamblea Extraordinaria.

En cuanto a la renovación metodológica, la idea es hacer que la institución sinodal sea un instrumento real y efectivo de comunión a través del cual se exprese y se realice la colegialidad deseada en el Concilio Vaticano II. De hecho, con este fin, es voluntad del Santo Padre potenciar también la actividad de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos para que pueda cumplir adecuadamente su misión de promover la colegialidad episcopal, cum Petro e sub Petro, en el gobierno de la Iglesia universal. Esto implicará no sólo cambios estructurales y de naturaleza metodológica del proceso sinodal, sino también la adaptación funcional de la Secretaría General, incluyendo la recuperación del espacio físico de su sede.

En cuanto al carácter extraordinario de la próxima asamblea sinodal es de señalar que, según el Ordo Synodi Episcoporum (véase el artículo 4, aptdo. 2), este tipo de sínodos responden a la necesidad de tratar una materia que “a pesar de referirse al bien de la Iglesia universal, exija una rápida definición; Es evidente que la crisis social y espiritual del mundo actual afecta a la vida familiar y crea una verdadera urgencia pastoral que justifica la convocatoria de una Asamblea General Extraordinaria. En ella también participan ex officio, de acuerdo con el Reglamento del Sínodo : los Presidentes de las Conferencias Episcopales, los Jefes de los Sínodos Orientales, los Jefes de los dicasterios de la Curia Romana, y tres miembros elegidos por la Unión de Superiores Generales. Como es de conocimiento público, la llamada a este evento por el Santo Padre tuvo lugar el 9 de octubre de 2013, con la convocatoria oficial, publicada en L’Osservatore Romano.

Precisamente del 7 al 8 de octubre se celebró la quinta reunión del Consejo Ordinario del Sínodo, presidida por el Papa Francisco. Durante este encuentro los miembros del Consejo elaboraron el Documento preparatorio, que ahora les presentamos, y que ha sido enviado a los organismos competentes, que ya se han puesto al trabajo. El documento contiene, además de una presentación general del argumento, algunas citas bíblicas y magisteriales esenciales sobre el tema, así como un cuestionario sobre los principales desafíos en la familia. Para iniciar el proceso de consulta se ha invitado a las diócesis a difundir el Documento de forma capilar en los decanatos y parroquias con el fin de obtener datos concretos y reales sobre el tema sinodal. Una petición similar se ha formulado a los demás organismos que participarán en el Sínodo.

Dado que el tiempo a disposición es breve, se ha pedido a los organismos interpelados que envíen las respuestas a la Secretaría General antes de finales de enero del próximo año. Asimismo, está también prevista una reunión del Consejo de la Secretaría en el mes de febrero, para analizar dichas respuestas, con el fin de elaborar el Instrumentum laboris, que se entregará a los padres sinodales con la suficiente antelación antes de la celebración del Sínodo.

Ahora dejo la palabra al Relator General, Su Eminencia el cardenal Péter Erdo, arzobispo de Esztergom-Budapest, y al Secretario Especial, Su Excelencia Bruno Forte, arzobispo de Chieti-Vasto, que hablarán, respectivamente, desde el punto de vista canónico y teológico del contenido del documento preparatorio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Documentos, Preparación. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Intervención de Mons. Lorenzo Baldisseri en la presentación de la III Asamblea General Extraordinaria

  1. Pingback: Cambios estructurales y de naturaleza metodológica del proceso sinodal | Iglesiaactualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s