El cardenal Ravasi explica la doble dimensión del Mensaje: consolación y exhortación

B0OdTseIUAADP-E

18 de octubre de 2014.– Esta mañana ha sido aprobado el Mensaje final del Sínodo extraordinario sobre la familia, que concluye este domingo. El cardenal Ravasi fue el encargado de leer ayer por la tarde en el Aula del Sínodo el borrador del Mensaje. Después hubo un tiempo para las intervenciones libres sobre el mensaje, en gran parte de apreciación, aunque también hubo propuestas para retocar y mejorar. Esta mañana se ha presentando la versión revisada, se ha leído y ha sido aprobada por mayoría.

En la Sala de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa, ha explicado a los periodistas el desarrollo del Sínodo en las últimas horas. Asimismo, ha indicado que esta mañana se ha leído el borrador de la Relatio Synodi.

Presentes también en la sala, acompañando al padre Lombardi, estaban el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente de la Comisión para el Mensaje, el cardenal Oswald Gracias y el cardenal Raymundo Damasceno Assis.

El cardenal Assis ha confirmado que “en esta primera etapa del Sínodo, no teníamos como objetivo llegar a conclusiones definitivas”, sino solo indicar propuestas que realicen una agenda de trabajo para el Sínodo del 2015. Durante la rueda de prensa también se ha puesto de relieve que “el balance de este Sínodo es absolutamente positivo”.

Un documento abierto, han dicho los padres sinodales presentes. “Por la misma naturaleza del Nuntius – breve, esencial, conciso – que no quiere constituir ni sustituir la Relatio Synodi, sino simplemente ser el puente que la Iglesia da a todas las familias del mundo, para ayudarlas y hacerse ayudar porque se espera que se conviertan en maestras”, ha dicho Ravasi.

El purpurado ha ofrecido a los periodistas la clave de lectura justa del Mensaje, que él mismo ha elaborado junto a una comisión de padres representantes de todos los continentes: “De Melbourne, a Gabón, hasta Estocolmo y el Líbano”.

En particular, son tres los elementos estructurales que definen el Nuntius. Sobre todo “el quomodo, el cómo”, es decir el “género literario” del Mensaje que evoca al Nuevo Testamento, presentando un “discurso con dos significados”: por un lado “la consolación”, por el otro “la exhortación”. El texto, de hecho, “debe dar respiro, esperanza a las dificultades de las familias contemporáneas”, pero al mismo tiempo “debe demostrar el esplendor, la belleza, la riqueza de la familia”.

En segundo lugar, “el quibus, los destinatarios”. ¿A quién se dirige el Nuntius? “No es un Mensaje necesariamente que interese a todos”, ha precisado el cardenal Ravasi, sino solo a las “familias cristianas” tradicionales en el verdadero sentido del término, llamadas a ser “signo en el mundo para las otras familias”.

Finalmente, “el quid, el contenido”, que se desarrolla en un doble recorrido de “tinieblas y luces”, siguiendo el camino de Cristo que, en la Apocalipsis, recorre las calles llamando a las puertas de sus habitantes. “Es el juego de la libertad y de la gracia”, ha observado Ravasi.

Y como el Señor atraviesa estas puertas, también el Mensaje de los padres se adentra en las “habitaciones” de cada familia, encontrando “tinieblas”, por tanto problemas de pareja, crisis, cansancio… Pero también encontrando “las luces”, por tanto los grandes valores, también los “no necesariamente cristianos” como el encuentro, el enamorarse, el noviazgo, el matrimonio, la fecundidad, la cuestión de la fe, la oración, la caridad hacia el mundo exterior.

Un espíritu de “apertura” se ha tratado de infundir también en la Relatio Synodi que los tres cardenales, sin adelantar su contenido, han apreciado por el equilibro a la hora de integrar las propuestas de los círculos menores. Un fruto por tanto de la “sinodalidad” deseada por el Papa, quien ha permanecido en silencio todo el tiempo durante las discusiones.

“Este silencio del Papa, a mi parecer, es fundamental -ha indicado el cardenal Ravasi- y es precisamente casi la característica del recorrido sinodal, en el que reunidos en torno al Papa, los obispos han expresado sus diversas opiniones”.

(ZENIT)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Congregaciones Generales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s